Septiembre 2013 / Espejito-Espejito / El Salón de los espejos por Gaia PDF Imprimir Correo electrónico


altSignos en el Cielo de Septiembre / Espejito-Espejito /
El Salón de los espejos por Gaia

Espejito-Espejito
Cuenta la historia de la Diosa japonesa Amaterasu que  cuando nació su brillo era tan grande que sus padres la enviaron al Cielo para que brillara sobre la tierra.
Así paso un tiempo hasta que su hermano el Dios de las Tormentas comenzó a devastar la tierra con su fuerza y destrucción. Amaterasu sintió un dolor tan enorme que en protesta se escondió en una cueva.


Entonces el mundo creció gris y frío, los otros dioses hicieron todo lo posible porque Amaterasu saliera de la cueva a deslumbrar el mundo con su belleza, con su brillo, con su luz, pero todos sus esfuerzos fueron vanos.
Hubo uno de los dioses que cuyo manejo del ingenio le inspiró  a poner un espejo en la entrada de la cueva recibiendo y proyectando la poca luz solar que todavía había, para llamar la atención de Amaterasu, que sumida en el silencio de la cueva, meditaba.
Un brillo lejano efectivamente llamó la atención de la Diosa y la llevo a reflejarse en el espejo. Lo que Amaterasu vio fue hermoso, brillante, sintió como su corazón expandía una profunda compasión sanadora, eso la  decidió a salir de la cueva para compartirla con todos nosotros.
Desde ese día Amaterasu esta para cuando necesites mucha compasión hacia alguna situación que no comprendas de ti mism@  ella está para ayudarte. 
Ella te invita a mirarte en los espejos que te rodean, sin excepción,  tanto los que reflejan tus partes amorosas y brillantes, como los que reflejan tus partes, grises y oscuras. El brillo de su luz y la oscuridad de la caverna.
Esta historia nos recuerda nuestro brillo, nos pide que brillemos, que despertemos colectivamente con el brillo de cada quien, que lograrlo es tan simple como amarnos, estar en paz.
Amarnos es restablecer relaciones con lo femenino y lo masculino en forma balanceada, honrando ambas partes en nosotros, honrando los reflejos que nos vienen a reflejar lo no tan brillante… amorosamente.
Nos recuerda también las relaciones con la familia, la relación entre hermanos, hermanas, la clásica rivalidad arquetipal de Caín y Abel, de la energía patriarcal fuera de balance que produce destrucción. Esto nos pide reconciliación, apaciguamiento, cooperación, ceder, soltar la competencia, la rivalidad.
Los dioses están allí para ayudarnos, confiando permitimos que nuestros arquetipos ancestrales se activen, nos guíen a la luz, ellos están allí esperando según las creencias de cada quien: Maestros Ascendidos, Ángeles, Madres Divinas, Santos, Dios, Alá, Jesús, Dioses, Diosas. Para otros: Gaia, Pleyadianos, Arturianos, Sirianos. Con esto quiero decir que dimensión de la luz no existe separación en las creencias.
Una energía especial esta disponible para todos en estos tiempos, el cielo con sus Signos esta mostrando las estrellas, las luminarias que somos. Como arriba- abajo, reza la máxima de Hermes el tres veces nacido.
Aprovechemos esa energía para abrirnos a recibir cada vez mas luz, mas prana, el apoyo está allí, solo sentarse, cerrar los ojos, recibir, escuchar, entender los signos.
Personalmente he pasado por varios cambios importantes, los llamo reseteos, que  me han traído mucha sanación, una claridad hermosa, una gran esperanza, mucho amor. Puedo constatar que muchos de ustedes están pasando por allí, sintiendo el corazón expandido, viviendo sanaciones milagrosas, con amor incondicional por los animales, las personas, la naturaleza, el planeta, reconociendo los iguales mas allá de la sexualidad.  Mantener esa frecuencia, sostenerla es nuestra fuerza, no dejar que nada nos distraiga de ese propósito.
A nivel colectivo puedo sentir  cada vez más fuerte una maza crítica hacia la paz, eso es un gran milagro. Motivo de alegría, cada vez más gente sigue el llamado.
Agradezco a los lectores de estos Signos mensuales, a las personas que han hecho sus preguntas  a Gaia, a las que me han agradecido:  me siento honrada de servirles.  A las que están esperando sus respuestas les pido paciencia, amorosamente las contestaremos.
Agradezco a los grupos  con los que hemos compartido en físico, sosteniendo esa frecuencia amorosa de luz, de aprendizaje mutuo.  Desde comienzo del 2013, solo he recibido maestr@s de luz, en los círculos de Geometría, de Sanación Ancestral en mi país, en los viajes a otros países. Agradezco de corazón esa experiencia, un verdadero regalo.
Los amo profundamente.
Abjini
Seguimos con Gaia:



El Salón de los espejos por Gaia
 

Pregunta: ¿Porque siento rechazo por algunos miembros de mi familia?.
 Respuesta de Gaia:
 Querida hija,
Tu pregunta es muy interesante, primero por la valentía de reconocer que hay personas en tu familia a las cuales rechazas, luego por que me das pie para hablar sobre los espejos, la sombra, las lealtades.
La familia es el lugar principal para sanar las relaciones, los patrones de conducta, allí se presentan los espejos que reflejan la sombra. Muchas veces no se reconocen porque existe un condicionamiento de lealtad a la familia que impide verlos.
Los espejos son esas personas que no toleras, que te sacan de centro, que te producen reacciones exageradas.
La parte buena es que cuando ya te das cuenta de esa emoción de rechazo, es que puedes sanar lo que ellas reflejan en ti, que cuando tomas la responsabilidad y no culpas lo externo ha comenzado un cambio, una integración.
Esas personas son tus mejores maestros, simplemente por que son tus reflejo, se que es difícil de tragar esta afirmación y que puede ser un lugar común, pero es verdad que cuando se  admite,  el aprendizaje que trae lleva a un nuevo nivel de consciencia.
Los espejos te están reflejando temas en ti muy ocultos y sensibles que por alguna razón hasta ahora no has querido o podido ver,  es esa parte oscura a la que todavía no ha llegado la luz. En el fondo, profundamente, esas personas son parte de  ti misma proyectada afuera por algún juicio, emoción o creencia escondida, que se está mostrando a través de ellas para sanarla.
Muchos piensan que la sombra es algo malo, en realidad es muy buena, es tu guardián, aparece para elevar la consciencia humana, es tu guía interno diciendo: pasa algo  que tienes que atender urgentemente. La sombra es tu guía mas fiel para despertar, para crecer, puedes aprender mucho de ella.
Muchas veces te presenta retos de relaciones, presenta retos físicos como la enfermedad, sufrimiento, otras simplemente te muestra el espejo de tu juicio de aquello que criticas en los demás o en ti misma.
Tu preguntas porque siento esto por algunos miembros de mi familia? yo te diría que mejor te preguntaras para que me sirve ese rechazo por esos miembros de mi familia, que puedo aprender del mismo.
Te voy a proponer un ejercicio  que sirve para sanar esta emoción, esta proyección, en tu caso la de tu rechazo.
 El Salón de los Espejos
Este ejercicio va dedicado a todas las personas que sientan aversión por alguien o algo, que tengan una reacción exagerada frente a alguna persona o situación.
Antes de comenzar te pido que  pongas tu intención  en la sanación del rechazo.
Te invito a que cierres tus ojos, que respires hasta tranquilizarte, que te dediques este tiempo a sentirte. Mientras entras en ti, te voy a guiar hasta ese espacio interno que se encuentra en tu corazón, ese lugar donde puedes descansar, meditar, aprender, reconocerte.
Ahora respira suavemente inhalando y exhalando profundamente hasta que te sientas tranquila, si tienes muchos pensamientos saltando uno detrás del otro, simplemente observa y regresa tu atención a tu respiración ahora llévala al centro de tu pecho, siente el latir de tu corazón, mientras mantienes tus ojos cerrados.
En ese espacio oscuro del corazón, donde está el campo de todas las posibilidades se encuentran la respuestas a tus preguntas, es el lugar de tu Sabiduría interna, esa que esta conectada conmigo con Gaia, con el vientre la madre.
Imagina  ahora que estás en el umbral, en la puerta de un gran salón, ese salón es igual a como tu lo imagines, lo importante es que en ese punto puedes ver que allí hay muchos espejos, que reflejan con su brillo, unos tienen marcos antiguos, otros son modernos, hay gran variedad, es tu salón personal, allí están los de la familia, los del trabajo, los de las parejas, los que reflejan tus creencias personales, tus juicios, tus rigideces adquiridas en el camino, tus sufrimientos, tus enfermedades.
El Salón de los espejos está allí, en tu corazón es un espacio donde puedes sanar esas proyecciones de tu sombra en forma segura y amorosa.
De lejos puedes ver el que refleja el rostro de tu madre o el de tu padre, también el de tus abuelos, tus hermanos, hermanas, tíos, primos, esa es la sección de la familia.
Das un paso al frente  para entrar al salón,  la sensación es como  de estar allí, es algo que estas viviendo,  date tu tiempo para observar los detalles del lugar.
Caminas hacia la sección de tu familia para pararte frente al espejo de la persona que rechazas, observa que pasa contigo la ves a los ojos, que sentimientos afloran, que te gustaría hacer o decirle, o si no quieres verla, si te cuesta visualizarla, sentirla.
Déjate fluir sin juzgar lo que te está pasando, sea lo que sea déjalo ser en ti.
Pregunta en que te pareces a esa persona, que tienes en común con ella, sino puedes encontrar ningún parecido, observa que te molesta más de esa persona, que produce el rechazo, hasta que se establezca alguna sinergia donde te puedas descubrir.
Pueden suceder muchas cosas, solo es necesario que estés alerta, que te des el permiso de sentir, que te dejes fluir. Sigue mientras sientas que todavía tienes cosas que aprender.
Puedo asegurarte que siempre hay una resolución, puede que no lo notes en el momento de hacer el ejercicio o que si se de un click y entiendas algo. Si no te das cuenta en el momento observa las señales externas y entenderás algo. hay una señal para cada uno de los que hagan este ejercicio.
Una vez explorado el tiempo que sientas necesario, simplemente te despídete de tu mundo interior, consciente de cualquier cosa que haya pasado esta bien,  ahora vas regresando a tu vida cotidiana.
Este ejercicio se puede hacer muchas veces, en ese Salón se encuentran tus archivos personales, es un espacio de posibilidades. Puedes cambiar tu intención, puedes cambiar de persona, puedes cambiar a una situación.
Todo el proceso estarán acompañándote mis bendiciones y mi presencia.
Amorosamente
Gaia


Día a Día de Septiembre


1. Cuando hay toques de guerra, los guerreros del arcoíris lanzan una plegaria al viento y sanan la guerra en su corazón.
2.  Regresar al centro es como volver a casa, es honrar el espacio sagrado de tu corazón.
3. Al ir hacia el centro  entras en comunión con la  vida, es saberse uno con las nubes, con el fuego, con los árboles.
4. Una luz muy grande con los signos sagrados esta bajando a tu corazón, haz un alto y siéntela.
5. Luna nueva. Fluir significa no empujar, no resistirse, las cosas son como son mientras tu  disfrutas de la corriente.
6. Si quieres cambiar las cosas, empieza por cambiar en tu interior, imaginado como te gustaría que fueran.
7. Un compromiso con tu alma es quitarte la careta para brillar como tu realmente eres, estrella radiante.
8. Cuando el corazón se expande puede incluir absolutamente todo, ya no existe nada que rechazar, todo te gusta.
9. Trascender lo aprendido viene con un proceso de desaprender, de cambiar el punto de vista, de asumir que no sabes nada.
10. Cuando te veas con una actitud testaruda, donde no cedes, recuerda que eso también es tu sombra.
11.  Levantarse cada día agradeciendo lo  que tienes hace que tus sueños se cumplan.
12. Cuarto creciente. Oponer resistencia a la vida es negarse a que sucedan milagros.
13. El arte de escuchar al otro es el principio básico de una buena relación.
14. Al hacer consciente porque rechazas algo intensamente vas a encontrar una fuente de trabajo profundo para tu crecimiento.
15. Caminar el camino de la paz significa reconciliarse internamente con tus propias diatribas personales.
16. Revisa con cuantas personas tienes tensiones o desaveniencias,  comprende que parte tuya están revelando, llévalas a tu corazón para sanarte.
17. Relajarte frente a las situaciones que se presentan difíciles es la mejor manera de resolverlas.
18. El espíritu siempre está contigo y se manifiesta en cada detalle, cuando te relajas puedes sentirlo.
19. Luna llena. Observa ese sueño vívido que tuviste, que quedo en tu memoria, rememora el lugar, el espacio, lo que estabas haciendo, como te sentías, allí una clave se esconde.
20. Un guerrero del arcoíris usa como arma su corazón, el amor como bandera y de escudo el servicio.
21. Busca estar con tus iguales, si sientes que no encajas en un grupo, simplemente busca la gente con la que resuenes.
22. Regresar a ser Humanos con mayúscula, a tolerarnos, a poner límites amorosamente.
23. Si estás de un lado o del otro, estás fuera de balance, regresa al centro y siente la paz en tu corazón.
24. En la unión de los contrarios, en la reconciliación de las diferencias, en el centro del huracán, sinónimos de ir hacia el centro.
25. Si miras adentro  y no te gusta lo que encuentras, relájate y observa como se disuelve.
26. Con tantos “Tengo que hacer” se te olvida hacer lo mas importante “Amarte a ti mism@”.
27. Cuarto menguante. Amar esas partes tuyas que se repiten, que te sacan del centro, saber que están ahí, que te hacen mas human@, es ser vulnerable.
28. Agradecer las oportunidades amorosamente hace que estas se repitan a menudo.
29. Las obsesiones son las adicciones de la mente, observa en que piensas repetidamente para ver las tuyas y soltarlas.
30.  Siempre decide por aquello que te traiga tranquilidad, por lo que no implique un esfuerzo, un sacrificio, lo fluido es lo correcto.


Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla


 



TwitterÚltimos Tweets

 

La flor de la vida es la matriz geométrica de donde se genera toda la creación, su imagen es un mandala formado por 19 círculos perfectos entrelazados que forman lentes o pétalos. La matriz de la flor de la vida es la síntesis que contiene toda la geometría sagrada, de allí surgen los patrones geométricos que la naturaleza utiliza para crear todo lo que existe.